Dile adiós al blanco en la cocina

🌼🌼Empieza a acercarse la primavera y eso se nota! 🌼🌼

Y direis, ¿qué tiene eso que ver con las cocinas que nos enseñas? Pues todo!! Resulta que mientras comienzo esta aventura de crear mi propio estudio, también trabajo diseñando cocinas para una empresa y os puedo asegurar que de las 20 que puedo hacer en una semana, 16 me piden que sea blanca y con la encimera de madera.

Por eso, necesitaba enseñaros que hay más vida después del estilo nórdico que tanto nos ha acompañado en los últimos años. ¿Por qué no darle un poco de color a la cocina que, en gran parte, es el corazón de la casa?

Rosas pasteles combinados con grises y dorados para los que no se atrevan tanto, azul marino para un toque playero, verde en toda su gama para acercar la naturaleza al interior de tu casa, o multicolor para los más osados… Hay todo un mundo de posibilidades por explorar, y todas maravillosas!

Una opción para darle a tu cocina una inyección de color, si aún no te atreves a adoptar un color fuerte en sus paredes o muebles, es agregar color en los electrodomésticos, sillas o taburetes, o en la isla de cocina.

Combinar rosa pálido con gris y dorado, siempre es una apuesta segura para tener una cocina moderna y elegante.

El verde es un color muy versátil, que brinda paz y frescura al mismo tiempo, y es especialmente perfecto para la cocina. Utilizar el tono adecuado en tu cocina puede dar como resultado un espacio vibrante y energizante.

El azul oscuro perlado es una de las tendencias más importantes en la cocina y el baño. Los armarios de cocina en color azul oscuro también tienen un efecto calmante y de la misma manera que unos vaqueros oscuros combinan con todo, los armarios en azul funcionan bien con cualquier estilo de cocina. Aunque este color no es tan flexible como los neutros (como el blanco o los tonos de gris), se adapta muy bien con la mayoría de los esquemas de color, especialmente cuando se balancean con un tono de gris o con una de esas maravillosas piedras que tanto me gustan.

Para los más atrevidos, mucho color y mucha mezcla de formas. Podeis utilizar sólo los azulejos para jugar con los colores, los cristales de las puertas o combinar todos con colores complementarios, pero mezclar, mezclar y probar es la mejor manera de conseguirlo.

Hay que perderle miedo al color. Y si teneis dudas de cómo podría quedar algo que tenéis en la cabeza, poneos en contacto conmigo, que encantada resolveré todas vuestras preguntas!


¿Te ha gustado esta entrada? Subscríbete para recibir todas las novedades!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *