Cómo elegir la lámpara del comedor

Uno de los temas más complicados a la hora de diseñar una casa es elegir la iluminación. Siempre tenemos miedo a quedarnos cortos o pasarnos, dudamos si combinar las lámparas del techo con las de las mesitas auxiliares, que cuelgue o que no cuelgue y cómo de largo.. En definitiva, muchas preguntas que vamos a intentar solventar en este artículo.

Mi primer consejo: no tiene que ir a juego con las demás. Normalmente, la lámpara del comedor será una pieza que destaque y centre toda la atención de los comensales. Para acertar tienes dos opciones: elegir una acorde con la decoración del salón comedor o, por el contrario, optar por una totalmente diferente para crear un contraste súper interesante. Y aunque sí es lógico que concuerde, no tiene por qué ser el mismo modelo que tienes como luz de lectura o como lámpara de sobremesa en el salón (suponiendo que hablamos de un salón comedor, claro).

Busca una lámpara acorde con tu casa y contigo, pero que hable por sí misma y que tenga la importancia que se merece. Al fin y al cabo, será un foco de atención cuando hagas reuniones sociales o familiares. Por ejemplo, Para los amantes del lujo y con espacio suficiente, una suntuosa lámpara de araña que sin duda se llevará todo el protagonismo, sería una opción perfecta. En cambio, para los fans del estilo industrial la mejor elección sería las lámparas Edison que dejan la bombilla al descubierto.

Gran parte va a depender de qué tipo de mesa tienes. Si tienes una mesa cuadrada o redonda, lo más recomendable es colocar una lámpara justo en el centro de la mesa. Si es bastante larga, puedes colocar más de una lámpara o incluso una de escultural con varios brazos. De este modo, la luz quedará repartida de forma homogénea por toda la mesa y no tendrás a ningún invitado comiendo en penumbra, algo a tener en cuenta sobretodo si la mesa que tenemos es extensible.

Una guía rápida sería mesa redonda = lámpara redonda y mesa alargada= lámpara alargada.


La iluminación tendrá que ser adecuada al uso que vamos a darle. La luz del comedor nunca debe ser ni demasiado oscura ni demasiado fuerte, que podamos ver la comida pero sin quedarnos cegados. Una luz blanca y cálida nos permite conseguir buena visibilidad y crear la atmósfera adecuada. Una atmósfera que, según los cánones del interiorismo, se consigue con tres fuentes de luz: general, funcional y ambiental. Para conseguirlo hay que combinar la luz de la mesa del comedor con otras luces que podemos colocar en las paredes y los laterales, obteniendo así una luz equilibrada y agradable. Por ejemplo, podemos colocar luces empotradas como luz general, la lámpara colgante será la luz funcional y algún aplique de pared como ambiental.

Otro de los puntos importantes a tener en cuenta es cuánto debe colgar. Si quieres que la mesa quede bien iluminada, debe haber entre 65 y 80 centímetros de distancia entre la lámpara y la superficie de la mesa. No la bajaremos más puesto que la altura de la vista del comensal es aproximadamente 60 cm, así que más baja sería molesta. De todos modos, esto es orientativo, ya que todo dependerá del tipo de lámpara y del tamaño de la mesa.

Y ahora que sabemos de qué estilo debería ser y dónde colgarla.. ¿cuántas hay que colgar? Y, ¿qué tamaño han de tener? La proporcionalidad de la lámpara respecto a la mesa y al salón es importante para mantener el equilibrio. Ésta debería ser un tercio del tamaño de la mesa pero si no quieres seguir esa regla, es mejor pecar de más que de menos. Es decir, para una mesa de 1.20m, como mínimo la lámpara deberá medir 40cm.

¿Cuántas? La elección es solo tuya. Un consejo es que apuestes por un número impar porque es más agradable a la vista. Por ejemplo, en mesas largas de dos metros puedes colgar entre tres y cinco lámparas.

Las lámparas colgadas más bajas quedan bien en mesas redondas, aunque si buscas un look más relajado puedes colgar varias lámparas en el centro a distintas alturas.

Sigue todos estos consejos y seguro que conseguirás un comedor espectacular y perfectamente iluminado que será la envidia de todos tus invitados 😉 Y si tienes alguna duda que no haya resuelto, no dudes en dejarme tu consulta en los comentarios!


¿Te ha gustado esta entrada? Subscríbete para recibir todas las novedades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *